Esta web incluye contenido para personas sordas

COMUNICACIÓN

Noticias

Declaración de la Plataforma del Tercer Sector por el Día Internacional de las Mujeres

08/03/2022

Como cada 8 de marzo, la Plataforma del Tercer Sector se suma a la conmemoración del Día Internacional de las Mujeres. En esta fecha, queremos recordar que la desigualdad estructural que afecta a las mujeres y a las niñas recorre y persiste en todos los ámbitos de nuestra sociedad. Todavía tenemos que hacer frente a retos fundamentales para alcanzar una igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres. La desigualdad de género, en cualquiera de sus formas, supone vulneraciones de los derechos humanos.

A pesar de que la igualdad está reconocida en nuestra Constitución y en nuestro ordenamiento jurídico, y reconociendo los avances significativos logrados en los últimos años, es preciso reconocer que todavía persisten discriminaciones, desde las más extremas -que tienen su máxima expresión en las violencias machistas-, hasta las menos perceptibles, que se dan día a día en todos los ámbitos de la vida.

La situación socioeconómica de las mujeres también se dificulta porque suele recaer sobre ellas la carga de los cuidados y, además, su posición en el trabajo asalariado es más precaria y su nivel de protección es más bajo. Es necesario recordar que la desigualdad de género tiene una vinculación directa con la pobreza, la exclusión social y con el acceso desigual al poder y a los recursos y que existen mujeres y niñas que experimentan múltiples desigualdades y formas de discriminación cruzada. Además, la desigualdad que afecta a las mujeres también se ha visto agravada por los efectos socioeconómicos de la crisis provocada por la pandemia, incluyendo el aumento de la brecha de género en diversos ámbitos y dimensiones.

Trabajar para alcanzar la igualdad de género, real y efectiva, es fundamental para lograr el desarrollo de sociedades inclusivas e igualitarias, economías más sostenibles y avanzar en la implementación de la Agenda 2030 y en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Las mujeres y las niñas son motores de cambio y transformación social, desempeñan un papel fundamental en los procesos de empoderamiento y son impulsoras de procesos relevantes como el desarrollo, el emprendimiento social, la solidaridad o la construcción de la paz.

Por todo ello, en el Día Internacional de las Mujeres, desde la Plataforma del Tercer Sector:

Reivindicamos una sociedad donde las mujeres y las niñas puedan vivir de forma completamente libre. Un concepto amplio de libertad que implica el fin de cualquier tipo de violencia, la ausencia de barreras y la garantía de derechos y oportunidades.

Queremos que se ponga fin a todas las formas de discriminación y violencia contra todas las mujeres y las niñas, poniendo especial atención a las mujeres y niñas con discapacidad.

Demandamos que se asegure y garantice la participación plena y efectiva de las mujeres en la vida política, económica y pública. Aprobar y fortalecer políticas públicas y leyes para promover la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas a todos los niveles.

Insistimos en que no vamos a permitir ningún retroceso en materia de igualdad y no vamos a tolerar los discursos negacionistas contra la desigualdad de género y las violencias machistas.

Reclamamos el desarrollo de políticas públicas y medidas apropiadas para prevenir y erradicar la desigualdad que sufren las mujeres.

Creemos necesario apostar de manera clara por una educación basada en la igualdad de roles, en valores, en tolerancia y en igualdad real para erradicar todas las conductas machistas todavía imperantes en nuestra sociedad.

Queremos reconocer y valorar los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados mediante servicios públicos, infraestructuras y políticas de protección social. Promover la responsabilidad compartida y la corresponsabilidad de los cuidados.

Reclamamos el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y a los derechos reproductivos para todas las mujeres.

Queremos erradicar la brecha salarial para minimizar la discriminación y desigualdad en el mercado laboral, haciendo hincapié en la que afecta a las mujeres con discapacidad.

Fomentar el empoderamiento de las mujeres que viven en el medio rural y erradicar las barreras a las que se enfrentan las mujeres y niñas con discapacidad que residen en el mundo rural.

 

< Volver