Esta web incluye contenido para personas sordas

COMUNICACIÓN

Noticias

8M: juntas gritamos PAZ

- Movimiento por la paz: este 8M reclamamos igualdad, derechos y, sobre todo, paz. Queremos vidas libres de violencias en un sistema que no se rija por patrones patriarcales, belicistas, machistas, racistas, discriminatorios y generadores de múltiples formas de violencia y desigualdad. Hoy y siempre: sin nosotras no habrá paz.

08/03/2022

La actual guerra en Ucrania ha puesto en el foco mediático qué significa un conflicto bélico, el incalculable sufrimiento de la población y la injustificable violencia extrema que provoca, algo que sucede a su vez en distintas partes del mundo. Una guerra siempre y en cualquier lugar son violaciones de Derechos Humanos, destrucción del presente y del futuro, destrucción de la vida de millones de personas.

En las crisis humanitarias y conflictos bélicos, las mujeres y las niñas hacen frente, además, a violencias específicas por el mero hecho de serlo, como la violencia sexual, la trata, los embarazos forzosos como objetivo político, la eliminación de los puestos de decisión y del espacio público… y una larga lista de violencias y discriminaciones tanto durante el conflicto como en el post-conflicto y la reconstrucción. Abordarlo con perspectiva de género desde el inicio resulta crucial para no provocar un retroceso de los derechos de las mujeres cuando ya sufrimos violencias machistas y profundas desigualdades de forma estructural.

"Las mujeres siempre han sido la columna vertebral del movimiento de la justicia social"

Angela Davis, activista

Urge abordarlo porque las mujeres somos la mitad del planeta, agentes activos de cambio, defensoras de derechos y promotoras clave en los diálogos para la paz. Las guerras también tienen rostro de mujer y hay que visibilizarlas, no solo como víctimas y cuidadoras, sino como parte fundamental -la mitad- que debe ocupar su rol activo y su espacio a nivel social, económico, mediático, político y diplomático. De no ser así, la mitad de la población quedará excluida y la construcción de paz no será tal.

Este 8M gritamos por nuestras compañeras ucranianas, por todas y cada una de las mujeres y las niñas que padecen guerras, conflictos y diferentes formas de violencias, por todas las que luchan por nuestros derechos (los derechos de unas son los derechos de todas), por todas las que de una u otra forma contribuyen a la igualdad en sus pequeños o grandes entornos, en sus barrios, pueblos y ciudades. Porque juntas cambiamos el mundo. Juntas gritamos PAZ.

"Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de un fuego, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen"

Simone Seija Paseyro, escritora uruguaya

DOCUMENTOS ADJUNTOS

< Volver