Esta web incluye contenido para personas sordas

COMUNICACIÓN

Noticias

El CERMI insta a eliminar las barreras que provocan mayor vulnerabilidad en consumidores con discapacidad

• Durante su participación en la jornada 'Consumo inclusivo', coorganizada por CERMI y la Plataforma del Tercer Sector (PTS) y la financiación del Ministerio de Hacienda y Función Pública.

• Insiste en la necesidad de continuar trabajando por el reconocimiento y aplicación de la accesibilidad universal para hacer efectiva la inclusión en el consumo.

CERMI

CERMI

01/04/2022

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha instado a eliminar las causas que provocan mayor exclusión en los consumidores con discapacidad con el objetivo de hacer efectiva la responsabilidad en el consumo.

Así se ha manifestado en un conversatorio sobre ‘Consumo inclusivo’ coorganizado por CERMI y la Plataforma del Tercer Sector (PTS) que cuenta con el Ministerio de Hacienda y Función Pública como financiador de la acción dentro de su estrategia de promoción del gobierno abierto.

El objetivo de la jornada, moderada por la directora ejecutiva de CERMI, Pilar Villarino, ha sido señalar el enfoque inclusivo como elemento determinante del gobierno abierto y subrayar medidas para garantizar la participación de las personas consumidoras con discapacidad.

El acto de apertura institucional ha contado con las voces de la directora general de Gobernanza Pública del Ministerio de Función Pública, Clara Mapelli; el vicepresidente de la Plataforma del Tercer Sector, Carlos Susías; y la vicepresidenta del CERMI, Concepción Díaz Robledo quien ha destacado que garantizar que todas las y los ciudadanos sin excepción puedan acceder a la información pública y a los bienes y servicios, promueve la confianza en las políticas públicas.

Díaz Robledo ha celebrado que la normativa vigente reconozca la accesibilidad universal como requisito para hablar de consumo inclusivo. Además, ha añadido que “consumir es decidir y tener las herramientas y recursos para tomar esas decisiones”. “Tener una mirada inclusiva a la hora de diseñar las leyes y los bienes y servicios, supone potenciar la autonomía de las personas con discapacidad” ha concluido.

Por su parte, Carlos Susías, ha puntualizado que posicionar a la ciudadanía en el centro pasa por atender la accesibilidad. “La inclusión tiene que ver con la libertad”. “Desde la PTS valoramos positivamente la puesta en marcha de un plan de comunicación inclusivo donde se enmarcan actividades como esta jornada” ha estimado.

Para finalizar este acto de apertura, Clara Mapelli ha destacado que son muchas las personas que en un entorno de creciente digitalización se encuentran en inferioridad de condiciones para desarrollar sus derechos.

“Además de todas las ventajas, la tecnología también crea una creciente desigualdad social, por lo que es necesario promover la inclusión social como un ejercicio efectivo para situar a la ciudadanía en el centro” ha afirmado. También ha repasado los compromisos, iniciativas y acciones en materia de comunicación inclusiva que se realizan desde el gobierno para informar, sensibilizar y concienciar.

Conversatorio

La comunicación inclusiva como elemento clave en la protección de las personas con discapacidad consumidoras ha sido el tema a tratar por parte de Ángeles Blanco, miembro de la comisión de Consumo Inclusivo del CERMI como primer bloque del conversatorio.

Durante su intervención, Blanco ha asegurado que “cuando hablamos de inclusión hablamos del ejercicio de los derechos de todos los consumidores”. En este sentido, ha declarado que, si no se garantiza esa inclusividad, será papel mojado”.

Asimismo, Blanco ha puesto el foco en las personas con parálisis cerebral y ha hecho referencia a situaciones reales en las que se han visto vulnerados sus derechos.

De la misma manera, el técnico asesor de la ONCE, Francisco Martínez Calvo ha hablado sobre el etiquetado en braille como una buena práctica de colaboración entre la sociedad civil y la administración pública. Uno de sus mensajes principales ha sido que la accesibilidad universal es el elemento esencial para la participación ciudadana en los asuntos públicos.

“El etiquetado braille no es algo caprichoso, es un derecho de todo consumidor” ha declarado. Además, ha querido destacar la inmediatez como una de las ventajas del braille, matizando que el código QR y el braille son hoy por hoy perfectamente compatibles.  Para finalizar ha propuesto que se regule correctamente el etiquetado en braille para garantizar su buen uso.

Un segundo bloque ha abordado el tema sobre la brecha digital bajo el título de “Una barrera al derecho a la información pública y al disfrute de los bienes de consumo”. En él ha participado Álvaro García Bilbao como presidente de la Comisión de Personas con Discapacidad Mayores del CERMI poniendo el foco en las personas con discapacidad mayores ante la creciente digitalización.

Durante su intervención, ha puesto de relieve la situación a la que se enfrentan las personas con discapacidad mayores mostrando datos actuales. “Cuando a la edad y al género se le asocia la discapacidad, la situación se ve agravada y aumenta el riesgo de exclusión” ha lamentado. Entre sus peticiones, García Bilbao proponer elaborar políticas que mejoren este tipo de situaciones.

Este segundo bloque ha finalizado con la intervención del secretario general de la Plataforma de Mayores y Pensiones (PMP), Miguel Ángel Cabra quien ha enfocado su discurso en las demandas de las personas consumidoras vulnerables en materia de inclusión financiera.

En este sentido, Miguel Ángel Cabra ha manifestado su indignación por la situación actual en las entidades financieras: “no se puede seguir discriminando a las personas mayores y a ningún colectivo”, ha clamado. Según ha explicado, el problema está en que no se ha hecho una transición efectiva. “Nos han impuesto la tecnología de repente, y quien no domina o no tiene acceso se convierte en una persona obsoleta socialmente” ha denunciado.

Por ese motivo, desde la PMP piden “que haya un referente para personas mayores y aquellas que lo necesiten, además de abrir las oficinas al público”; “somos 10 millones de botos, y si le sumamos a las personas con discapacidad que no son mayores somos 11,5”, ha asegurado Cabra.

Del mismo modo, Marina Rojas, representante de la ONCE y miembro de la comisión de consumo inclusivo del CERMI ha afirmado que “muchas personas con discapacidad nos enfrentamos a diversos obstáculos que dificultan nuestra autonomía por falta de inclusividad y accesibilidad de los servicios”. De hecho, Marina ha explicado que en su caso “son muchas las ocasiones que no puede utilizar los cajeros automáticos por ser táctiles, algunos ascensores, o simplemente ir a un hospital sin arriesgarse a perder el turno porque ahora todo funciona mediante pantallas”. “No pedimos un trato preferente ni diferente, simplemente acceder a los mismos servicios con igualdad de condiciones” ha aclarado.

La coordinadora de la Fundación CERMI Mujeres, Isabel Caballero, ha protagonizado un espacio dedicado a las mujeres con discapacidad y acceso a bienes de consumo, en el que ha resaltado la importancia de incluir la perspectiva interseccional en todos los aspectos que conciernen a las personas con discapacidad

En este sentido, ha recordado que las prácticas de consumo también reproducen las desigualdades sociales, y en el colectivo de mayores “encontramos a mujeres con discapacidad que tienen acceso limitado a los servicios”. De hecho, Caballero ha explicado que los aspectos que influyen en el nivel de exclusión en el colectivo de las mujeres con discapacidad son la brecha digital, el nivel socioeconómico, la pobreza energética, la persistencia de estereotipos machistas y la violencia de género.

Testimonios

El conversatorio también ha contado con testimonios en primera persona. En esta sección ha intervenido Santiago Duhalde Bartolucci, representante de FIAPAS, quien ha suscrito lo anteriormente mencionado, ya que la falta de accesibilidad también afecta de la misma forma al colectivo de personas con discapacidad auditiva, por lo que ha asegurado que “contar con los medios de accesibilidad y los recursos de apoyo es fundamental para que los derechos se puedan ejercer de manera plena”.

Otro de los testimonios ha sido el de Silvia la Fuente, que tiene parálisis cerebral, quien ha contado que “cuando llama por teléfono a un taxi tiene problemas con la telefonista, porque no le entienden y cuelgan, y cuando va a la parada el taxista tampoco le llevan por la misma razón. Lo que le obliga a ir caminando. Lo mismo sucede cuando llama al hospital, restaurante o tienda”. “Yo no existo para la sociedad, y todo porque no me entienden”, ha asegurado.

Por último, la clausura del seminario virtual ha corrido a cargo de la directora de la Plataforma del Tercer Sector, María José Juanes, quien ha recalcado que se necesita “el principio de inclusión para conseguir un sistema democrático igualitario”.

< Volver