Esta web incluye contenido para personas sordas

COMUNICACIÓN

Noticias

Cáritas secunda el llamamiento de Cáritas Europa a garantizar vías seguras y la integración de las personas que buscan refugio en la UE

- Los solicitantes de protección internacional en España tardan meses en obtener una cita en la policía.

CÁRITAS

CÁRITAS

20/06/2022

Con motivo del Día Mundial del Refugiado, Caritas se suma al llamamiento de Cáritas Europa a garantizar vías seguras, una recepción digna y apoyo para la integración de todas las personas que buscan refugio en la UE, independientemente de su país de origen. Como demuestra la respuesta positiva a quienes huyen de Ucrania, donde hay voluntad política, hay un camino.

A nivel mundial, más de 100 millones de personas, una cifra récord que representa el 1% de la población mundial, han sido desplazadas por la fuerza en lo que va de 2022 debido a conflictos, violencia, violaciones de derechos humanos y persecución en países como Etiopía, Burkina Faso, Myanmar, Nigeria, Afganistán, Ucrania o la República Democrática del Congo. La gente no toma la decisión de dejar su país de origen a la ligera. Más bien, a menudo es una cuestión de supervivencia.

“Mis hijos en Somalia siempre hablan de las explosiones y ataques terroristas que aún persisten 30 años desde el inicio de la guerra. Por eso vine a Bélgica y me gustaría traerlos (a mis hijos) aquí”, asegura Ali Adan Osman, solicitante de asilo en Bélgica, que recibe asistencia de Caritas Bélgica.

“Cuando me di cuenta de que mi hija tenía miedo de salir del sótano en Kyiv para comer en nuestra cocina, me tomó solo unos minutos decidir dejar Ucrania”, Yevheniia Bondarenko, empleado en la línea de ayuda telefónica de Caritas Bélgica para Ucrania.

En todo el mundo, más de 1,5 millones de personas necesitan reasentamiento, una herramienta vital para llevar a los refugiados a un país donde recibirán protección a largo plazo. Sin embargo, solo unos 20.000 refugiados fueron admitidos en la UE en 2021 mediante reasentamiento o admisión por razones humanitarias.

Hacemos un llamado a los países europeos para que aumenten el reasentamiento y permitan caminos más seguros hacia Europa. Se trata de una cuestión de solidaridad mundial, ya que los países cercanos a las zonas de conflicto han estado aceptando a casi el 90 % de los desplazados del mundo durante años, a pesar de los numerosos desafíos internos, que solo han empeorado por la creciente inseguridad alimentaria y los desafíos de la cadena de suministro vinculados a la guerra en Ucrania.

“Las vallas no pueden convertirse en la norma”

“Los muros y vallas en las fronteras no pueden convertirse en la norma. Las personas en situación de movilidad no deben ser percibidas como una amenaza, y las devoluciones en nuestras fronteras deben detenerse de inmediato. En cambio, instamos a los líderes europeos a brindar una respuesta humana a todos, aprovechando la respuesta de bienvenida a los desplazados de Ucrania”, afirma María Nyman, secretaria general de Cáritas Europa.

La respuesta sin precedentes y el gesto político inmediato de solidaridad hacia quienes huyen de la guerra en Ucrania inspiran la esperanza de que, cuando hay voluntad política, se pueden realizar esfuerzos increíbles para facilitar el acceso a la protección y apoyar la plena participación de los refugiados en la sociedad, en consonancia con los valores de la UE. Un refugiado es un refugiado, y este no es el momento de reducir el compromiso de Europa con la protección de los refugiados.

Desplazamientos masivos en Burkina Faso

La inseguridad en Burkina Faso está provocando desplazamientos masivos tanto dentro como fuera del país. Ya en 2021, la cifra de personas que huyeron de sus hogares por la violencia, se incrementó en un 50% respecto al año anterior, hoy está considerada como una de las crisis más rápidas en términos de degradación del contexto de seguridad y desplazamientos de personas inocentes y vulnerables.

Como consecuencia de la alarmante situación que sufre la gran parte del país, la comunidad internacional denuncia que la crisis humanitaria en Burkina Faso es más preocupante que nunca, y más de 3 millones de personas necesitan ayuda de forma urgente. “La crisis en esta región no debe abordarse solo cuando sea estratégicamente conveniente, o cuando un país del Sahel esté en el centro de atención de los medios. La comunidad internacional tiene el deber de aliviar el sufrimiento humano, ya sea que afecte cerca de casa o no”, recuerda Marie-Hélène Bellangeon, coordinadora de África en el área de Cooperación Internacional.

Cáritas Española sigue apoyando a OCADES-Cáritas Burkina en sus esfuerzos para aliviar el sufrimiento de las personas desplazadas más vulnerables. OCADES encadena proyectos de acción humanitaria, el último que acaba de salir a principio de junio, para paliar no sólo los efectos de los conflictos sino también para todas esas personas que debida a la crisis alimentaria se ve obligada desplazarse para buscar lo mínimo para subsistir.

Etiopía, el tercer país africano con más refugiados

Etiopía es el tercer país de África que más refugiados y solicitantes de asilo hospeda, con casi 850.000 personas registradas procedentes principalmente de Sudán del Sur, Somalia y Eritrea. Además, el empeoramiento de la situación interna de Etiopía debido al conflicto en la región norteña de Tigray ha traído consigo un incremento considerable en el número de personas etíopes desplazadas internamente, cuya cifra se ha duplicado, pasando de 2,1 millones de personas en 2020 a 4,2 millones en 2022.

Cáritas Etiopía, con el apoyo de Cáritas Española y otros miembros de la red internacional Cáritas, está llevando a cabo una respuesta de emergencia para contribuir a hacer frente a las necesidades humanitarias más urgentes de la población, quienes se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad no sólo por las consecuencias del conflicto armado sino también por la intensa sequía a la que se enfrenta actualmente la región del Cuerno de África.

RDC, el país con más desplazados internos del mundo

La República Democrática del Congo es desde hace años el país con mayor número de desplazados internos del mundo, debido a un conjunto de crisis complejas y prolongadas que afectan y que están fuera del foco de la comunidad internacional y, particularmente, de los medios de comunicación españoles. A fecha de marzo de 2022, esta cifra estaba en 5,97 millones de personas, de las cuales un 87% huye de enfrentamientos entre grupos y armados y ejército y de la violencia que éstos provocan en las poblaciones civiles.

Paradójicamente el Este de la República Democrática del Congo, siendo una de las zonas con mejor potencial agrícola no sólo del país sino de toda África, es, también la zona con mayores niveles de alerta por inseguridad alimentaria, ya que los desplazamientos constantes y la inseguridad impiden el buen desarrollo de las actividades productivas.

Cáritas Española, a través de la Cáritas local, trabaja por la mejora de la situación de violencia en zonas afectadas de la mano de la sociedad civil local y las autoridades; además, organiza a las familias en zonas de llegada para que la presencia de desplazados no produzca nuevas tensiones y asiste a las poblaciones desplazadas más necesidades con víveres y artículos de primera necesidad.

Situación de los refugiados en España

En relación a la situación en nuestro país, Cáritas Española urge a dar apoyo y acceso a los migrantes que tardan meses en obtener una cita en la policía para poder solicitar protección internacional.

“Es necesario además dar apoyo y prestaciones a los ciudadanos ucranianos acogidos por familias ucranianas o españolas que gozan de protección temporal pero no tienen ningún acceso a los beneficios sociales en los mismos términos que las personas acogidas en centros”, subraya María Segurado, técnica del equipo de Incidencia Política de Cáritas Española.

< Volver